viernes, 20 de abril de 2012

¡Ya llega la abuela!


No veo la hora de que sea sábado por la tarde para ir a buscar a la abuela Rosita (mi madre) al aeropuerto. Viene de visita por dos meses y la verdad es que estoy super contenta. Tengo unas ganas locas de que esté con Mateo, quiero que lo llene de besos y abrazos, que juegue con él y lo lleve de paseo. Y a mí me viene muy bien su compañía, ya que la extraño bastante.

Una de las cosas que más lamento de que vivamos lejos de nuestro país es que Mateo vea poco a sus abuelos, y viceversa. Los abuelos juegan un papel muy importante en el desarrollo de los niños. Desde mi punto de vista los abuelos son los encargados de "malcriar", son confidentes, cómplices, encubridores de travesuras, defensores de las "injusticias" que imponemos los padres, se saltan las reglas, compran muchos regalos, dejan comer dulces, dejan ir a dormir tarde, tienen muchas historias que contar, y un largo etcétera. Los abuelos no imponen disciplina, casi nunca se enfadan y no recriminan.

Pero la relación es en ambos sentidos y para los abuelos los nietos representan una "segunda oportunidad", les permiten enmendar los errores cometidos con los hijos, amar incondicionalmente, les dan una nueva razón para vivir y los llenan de energía.

Mateo tiene la suerte de tener cuatro abuelos relativamente jóvenes (todos tienen menos de 65 años) y además, es el primer y único nieto por ambos lados. Lástima que estén tan lejos y no pueda tener un contacto continuo con ellos. Pero aunque sea a la distancia, yo buscaré la forma para que el vínculo entre ellos se mantenga y se fortalezca con el tiempo, y tanto abuelos como nieto puedan disfrutar de esta maravillosa relación. Por ahora, disfrutaremos cada minuto de estos dos meses que tendremos a la abuela con nosotros. ¡Bienvenida mamá!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu visita! Espero volver a verte pronto por aquí :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...