sábado, 22 de marzo de 2014

Un año después...


Vuelvo a escribir. El 31 de marzo se cumple un año desde que dejamos Barcelona para mudarnos a Lima. Desde ese entonces sólo he escrito en el blog una vez, una sola vez. Nos dedicamos a la mudanza, a buscar departamento, a amueblarlo, a pasar tiempo con la familia y con los amigos que no veíamos hace tanto, a buscar trabajo (mi esposo tuvo suerte y consiguió un trabajo fijo en dos meses, yo conseguí un par muy cortitos como consultora independiente y luego una consultoría de un año que ocupa gran parte de mi tiempo y me ha llevado a hacer varios viajes fuera de Lima), a buscar nido y nana (guardería y canguro) para Mateo, enfín...a acostumbrarnos a nuestra nueva vida. Y dejé de lado el blog. Pero el sábado pasado me pasó algo que activó nuevamente mi necesidad de escribir y compartir.

A veces damos las cosas por sentado, pensamos que somos invencibles, que las estadísticas no son para nosotros, confiamos en nuestra buena salud, vivimos con el piloto en automático, nos levantamos, nos duchamos, desayunamos, llevamos a nuestros hijos al cole, vamos a trabajar, volvemos a casa, cenamos, acostamos a los niños y nos acostamos nosotros. Y nos olvidamos que la vida es un regalo, que cada día es una nueva oportunidad, que siempre debemos dar gracias por nuestra salud, por nuestra familia, por estar vivos. Vivir conscientemente y disfrutar cada instante.

El sábado pasado teníamos previsto pasar un relajante día de playa con mis suegros pero un embarazo ectópico roto que generó una hemorragia interna me obligó a pasar por una cirugía de emergencia, a perder una trompa y 1.5 litros de sangre, y a pasar 5 días hospitalizada. Nunca me había sentido tan mal. Felizmente ahora ya estoy en casa recuperándome, aún tengo la hemoglobina baja pero en alza, así que las cosas pintan bien.

Le doy las gracias a todos los que me han apoyado, ayudado y acompañado durante estos días. A mi esposo por tener reacciones rápidas y lograr que llegara a la clínica a tiempo, por organizar la casa, cuidar a Mateo y por supuesto, a mí. A mi mamá por acompañarme todo el tiempo, a mi hermana por su paciencia, apoyo y por estar dispuesta a donar sangre cuando pensaron que podía necesitar una transfusión, a mis suegros por quedarse con Mateo los primeros días, a mi tía, a mi papá, a mi jefa, a mis amigas, a Noelia y a Antonia por ayudarnos con las cosas de la casa, a los médicos y enfermeras. A todos los que se preocuparon por mí. Y a Mateo por ser un campeón, por lo bien que se portó durante todos esos días.

Dicen que cuando pasan cosas feas uno no debe preguntarse el "por qué", sino el "para qué", quizás necesitaba una pausa, un momento de reflexión, un descanso para continuar con más fuerzas, y quizás sea también la oportunidad para volver a este mundo virtual que tantas cosas buenas me ha dado.



12 comentarios:

  1. Que casualidad que escribes, la semana pasada pensé en ti y hasta pasé por aquí para ver si es que habías escrito pero nunca lo vi. Que susto lo de la trompa, lamento que tuvieras que pasar por todo eso. Un abrazo grande. Mateo debe estar enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vero! Yo también he pensado mucho en ustedes...He visto que están viviendo en el campo, me imagino que debe ser una linda experiencia. Mateo está enorme! Y seguro que Mimi también!
      Besos

      Eliminar
  2. Hola Mila, Lamento mucho lo que te ha sucedido. Un grandísimo abrazo lleno de buena energia. Me alegra volver a leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana! Muchas gracias por ese gran brazo! Besos y seguro que nos empezaremos a leer más seguido ;)

      Eliminar
  3. Bueno pues ya sabes, hay que ver el vaso siempre medio lleno, nunca medio vacío. ÁNIMO !!

    ResponderEliminar
  4. hola cielo!!!

    Me alegra saber de ti, aunque sinceramente, el motivo..me rompe el alma.

    LLevas razón..nos creemos que todo nos viene regalado, por derecho, y tenemos que pararnos, disfrutar, ser agradecidos..y vivir la vida..

    Ay mila, espero que te animes a seguir escribiendo, pero que sean cosas buenas y positivas cielo.

    Te mando un beso gigante, y te tengo en mis oraciones para que te pongas bien prontito y estes al 100% para tu niño y familia.

    Saludos, Y me alegra saber de ti de todod corazón. un beso!

    alba de ya estoy aquí mama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alba!
      Muchas gracias por tu apoyo :) Yo también espero volver a escribir cosas buenas y positivas, pero a veces tienen que pasar estas cosas para darnos cuenta que estamos vivos y que debemos disfrutarlo y dar gracias por ello.
      Un fuerte abrazo guapa!

      Eliminar
  5. Bienvenida de nuevo!! Me alegra saber que estas bien después de un susto tan grande... Como bien dices parece que todo nos lo dan regalado y hecho hasta que pasan cosas asi.
    Un besazo enorme y a recuperarse bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! Yo también me alegro de estar bien :) El susto ya ha pasado y ahora sólo queda recuperarme.
      Besos!

      Eliminar
  6. Me alegroooo mucho de tu vuelta, no tanto por el motivo, siento que pasaras por ese mal trago, muchos ánimos y que todo pase rápido y tengas una recuperación buena.
    Me he acordado mucho de vosotros, pasaba de vez en cuando para ver si escribías! qué tal andaríais por allí, me alegro de que estéis junto a la familia y más en esos momentos, mil besicos desde este lado!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montse! Gracias por los ánimos :) Tus enanos están preciosos y muy muy grandes! Besotes

      Eliminar

¡Gracias por tu visita! Espero volver a verte pronto por aquí :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...