lunes, 28 de enero de 2013

Escuchar, simplemente escuchar


Hace algunos días CRIANZA Positiva publicó esta imagen en facebook. Al leerla pensé: "Qué difícil es a veces simplemente escuchar...". 


Vía Crianza Positiva

Escuchar y comprender. Escuchar paciente y honestamente, con y desde el corazón. Escuchar atentamente y sin interrumpir. Escuchar sin pensar en lo que vamos a decir a continuación. Escuchar sin juzgar, aunque sea en silencio. Escuchar sin "minimizar" en nuestro afán por animar y restar importancia a lo que nos puedan estar contando. Escuchar sin sermonear o reprimir. Escuchar sin aconsejar o dar soluciones.

Muchas veces, cuando estamos enojados, tristes, confundidos, arrepentidos, o tenemos un problema, lo único que necesitamos es ser escuchados. No buscamos consejos, ni soluciones, ni aprobaciones o desaprobaciones -ya habrá tiempo para eso después-. Buscamos liberar eso que llevamos dentro. Buscamos algo tan simple como un "te entiendo" o un abrazo de esos que hablan por sí solos y que nos permiten sentirnos acompañados, seguros y comprendidos.

Muchas veces, lo único que necesitan nuestros hijos, maridos, amigos o padres es simplemente ser escuchados.

¿Realmente es difícil escuchar? ¿Sabemos hacerlo? ¿Qué opinan?

1 comentario:

  1. Que gran verdad, ser escuchados, el poder oírte contar tus cosas a alguien, no son necesarios consejos, simplemente, sentirse respetado y escuchar... Y válido para niños como para adultos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu visita! Espero volver a verte pronto por aquí :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...